viernes, 22 de mayo de 2009

Fillol, Passarella y Merlo

EL ARQUERO QUE MARCO UNA EPOCA: UBALDO MATILDO FILLOL

Nació en Montes en 1950 y se mudó a Quilmes, de donde entró a jugar en Racing, donde se hizo famoso por atajar seis penales en el Campeonato Metropolitano. Sus salvadas milagrosas, sus reflejos sensacionales y sus directivas justas desde el arco a los defensores hicieron que River se decidiera comprarlo en Octubre del '73, con Perico Pérez y luego Rossi. Había debutado invicto en River contra San Martín de Mendoza en el torneo Nacional de 1973, ganado 3 a 0 por River. A su presencia permamente en el '75 - faltó sólo a dos partidos- se le deben los triunfos del Metropolitano y el Nacional de este año, recordando su mejor atajada como la que le hizo desviando con la mano al corner un cabezazo certero de Verón de Estudiantes en cancha de Vélez, pasando la pelota por encima del travesaño.
Su profesionalismo lo llevó a jugar un amistoso con la selección nacional del Mundial '74 con un dedo fracturado. En la selección empató 1 a 1 con Alemania Oriental y luego le atajó tres penales a Holanda. Cuenta que al atajar el último," ví la imagen de Nadia, mi nena, y la agarré entre mis brazos hasta que alguien me la sacó. Daría cualquier plata por esa pelota..." Jugó los siete partidos de Argentina el Mundial '78, siendo vencido sólo cuatro veces en el torneo.
Su cábala era afeitarse especialmente bien antes de cada partido. Pero en verdad, dada su grandeza como arquero, no necesitaba más que sus reflejos, sus piernas y sus brazos para atajar al pelotazo más violento.

DANIEL PASSARELLA

Passarella nació en Chacabuco el 25 de Mayo de 1953, y jugó en el Argentino de su pueblo, al que hizo campeón a los 15 años, en primera. Estuvo en Boca dos meses en el '70, y volvió a Chacabuco hasta que "Pipo" Ferreiro quiso integrarlo cuando ya estaba cerrado el libro de pases. Volvió a sus pagos hasta que en 1972 Antonio lo llevó a Estudiantes. Hubo una discusión en la comisión estudiantil, de donde tuvo que regresar otra vez a Chacabuco. Un golazo de media cancha mientras estaba a prueba en el Sarmiento de Junín, seguido de 15 goles como número 3, logró que tres equipos se interesaran en él -Chacarita , Nacional de Montevideo y San Lorenzo- sin concretar nada, hasta que "Pipo" Rossi ,frente a la insistencia del muchacho, lo hizo esperar en la reserva de River hasta Abril del '74 , fecha en que debutó frente a Rosario Central reemplazando a Héctor López en el segundo tiempo. River perdió 1 a 0, y luego se logró su pase definitivo a primera división, en la que jugó ocupando huecos hasta que sus méritos lo convirtieron en figura principal por su firme marcación, sus cabezazos potentísimos y su aplomo. Habiendo jugado de número 3 -puesto que no le resultaba cómodo- se puso la camiseta número 6 para lograr 2 goles del Metropolitano y 7 del Nacional que le otorgaron a River el Bicampeonato '75. Fue capitán de la selección, y alzó la copa del Mundial '78.Jugó para River obteniendo cinco títulos más hasta que en el '81 fue transferido al Fiorentina de Italia. De 37 penales ejecutados por Passarella, 31 fueron goles. Había jugado 261 partidos, en los que concretó 92 goles. Con River, fue campeón siete veces: Metro y Nacional '75; Metro '77; Metro y Nacional '79; Metro '80; Nacional '81 y Mundial '78. Y - aunque no pudo jugar por razones de salud - integró el plantel triunfal de la selección argentina que ganó el Mundial '86.
Después de su retiro, se convirtió en director técnico de River en 1989, obteniendo el torneo 89/90, el Apertura ‘91 y el Apertura ’93. En 1994 es convocado para dirigir la selección Argentina. En 1995 ganó los Juegos Panamericanos realizados en la Ciudad de Mar del Plata. Obtuvo una Medalla de Plata en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. También consiguió la clasificación al mundial de 1998, donde perdió en cuartos de final contra Países Bajos. Passarella renunció a su cargo después del Mundial, como ya lo había anunciado meses antes. Luego tuvo un breve paso por la selección de Uruguay. Después de un corto paso por el Parma italiano recibe una oferta de Monterrey, donde gana el Torneo Clausura 2003. Luego, pasa al Corinthians de Brasil, donde tuvo malos resultados y lo despidieron en el 2005. A comienzos del 2006 volvió a River, y pese a obtener resultados aceptables (Durante la llamada época negra porque no obtuvo títulos en 12 torneos disputados), por la ausencia de títulos, renunció el 15 de noviembre luego de la eliminación por la copa Sudamericana a manos de Arsenal de Sarandí, por penales. Se postuló para la elecciones para presidente de river que se realizarán en el 2009.

REINALDO "MOSTAZA" MERLO

Nació en 1950 y empezó a jugar para "El Fulgor" de Paternal cubriendo cualquier puesto de la cancha cuando sólo tenía 10 años. Aprobó a los 11 años el examen para jugar en la prenovena de River, destacándose por su espíritu luchador de tal manera que enseguida pasó a la novena, con el número 9. Durante ocho años dió todo para River, hasta que Labruna lo llevó con 19 años en 1969 a debutar en la primera ante Estudiantes en el Monumental, en un partido ganado 1 a 0 con gol de Mas. Fue Peucelle quien decidió que usara la camiseta número 5. "Mi fuerte es la contención y asistencia de los creadores, cubriendo mi zona", dijo "Mostaza". Merlo aseguró que rindió lo máximo en el '71, tratando de que no le robaran el puesto conseguido con tanto sacrificio, y en el '76, porque jugo como nunca. Tuvo ofrecimientos de otros clubes, pero siempre trató de arreglar las cosas como para quedarse en River. Su manera tan arremetedora de marcar le valió unas cuantas expulsiones, " por lo menos la mitad injustas", según él. El mediocampista era puro nervio y empuje, pero su fuerte temperamento era para cubrir su zona, no para andar analizando jugadas preciosistas. Después de consagrar al club con su ímpetu a toda prueba, tuvo un pase libre que lo alejó de River en 1985, después de casi un cuarto de siglo con la franja roja sobre el pecho.

PEDRO GONZALEZ

Pedro Alexis González, correntino nacido en 1946, venía de Perú, del club Defensor Lima, llegando a River en el '75, adonde le tocó vivir la sucesión de éxitos del club campeón. Había empezado en el Lipton Fútbol Club de Corrientes, y en la Escuela de Futbol dirigida por De Andrea. Vino a Buenos Aires, pasó por San Lorenzo, Defensor Lima de Perú, y en River fue uno de los que más jugó en el Metro y el Nacional. Empezó jugando de 9 y terminó de 7. Así como no le gustaba para nada el banco, tampoco le gustaba que lo encasillaran en la punta: su juego era demasiado suelto para eso. Tanto, que en el '77 le hizo su mejor gol a Boca, amagándole un pelotazo a Gatti, quien corrió hacia donde la pelota no fue, ya que González se la mandó, luego de un pase, derechito a la red. Tal vez se trataba de algo en los genes, porque su abuela paterna era pariente del hombre record de los goles, el paraguayo Arsenio Erico.
Su gol más logrado era - para él - uno del '77 contra Vélez en cancha de Huracán, luego de gambetear y dejar detrás a 5 o 6 contrarios. Su presencia en la cancha siempre fue peligro de gol. Fue campeón con River en el Nacional '81, después de lo cual fue declarado libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada